El secreto tras la experiencia gastronómica perfecta

La experiencia de sabor y textura de Frøya es como la de comer pescado recién pescado. Fileteamos y retiramos la piel y las espinas en solo un par de horas después de que el salmón esté nadando en el mar y luego lo envasamos inmediatamente. Este es el secreto para recrear esa sensación única de comer pescado recién capturado directamente de las frías y cristalinas aguas de los fiordos noruegos.

La mayor parte del salmón se filetea y envasa varios días después de la recolección. Sin embargo, solo unas horas después de pescar el pescado, el filete (músculo) comenzará a contraerse. La contracción del músculo con el filete todavía adherido a la espina dorsal del pescado puede causar un desgarro significativo de las fibras musculares, lo que da como resultado una carne más suave con poca resistencia a la masticación y, por lo tanto, una experiencia de sabor más apagada.

Frøya evita esto fileteando y deshuesando inmediatamente el pescado, mientras corta a mano solo las mejores partes de los mejores filetes; – la espalda y el lomo medio. Cuando los lomos se contraen y se relajan sin las limitaciones de la columna vertebral, pierde más agua. Eso ayuda a concentrar los sabores frescos. Usando una técnica especial para enfriar rápidamente los lomos a menos de 0 grados sin congelar, mejoramos aún más la experiencia de comer salmón con calidad de sushi directamente del envase.

Al cocinar con Frøya, la calidad del sushi le permite cocinarlo “al punto”, de la manera correcta, sin tener que preocuparse por la seguridad alimentaria. Cocinar Frøya crudo o medio cruso ofrece una suculenta experiencia de comer con tranquilidad: no exceda el tiempo de cocción.

MÁS DATOS DEL SALMÓN FRØYA:

Preguntas y respuestas más frecuentes sobre el salmón Frøya

Aquí obtienes respuestas.

Leer Más

Coma Frøya crudo de forma segura directamente del envase

Es seguro comer Frøya crudo incluso sin congelarlo previamente. Además, al cocinar con Frøya, no es necesario que cocine demasiado el pescado para sentirse seguro: el Frøya se disfruta mejor cuando se prepara de crudo a medio crudo.

Leer Más